A 2 años…

Posted on noviembre 30, 2009 por

6


Buenos, bonitos y baratos.

Cuando la maestra Iveth no-sé-como-puedo-ser-tan-risueña-a-esta-edad Funes me encargó escribir una versión propia de la Navidad, pensé que por fin iba a ser de las mías. Creía que iba a ser un antes y un después de todas las pastorelas en el mundo; que tendría varios significados alternativos; que usaría la última tecnología para lograr los mejores efectos jamás antes vistos y, que por supuesto, tendría miles de fanáticos agregando comentarios en mi espacio. No podía dejar de pensar en lo grande que podría ser ese proyecto, y verdaderamente me emocionaba al imaginarlo.

Si, ahora tus recuerdos sobre la obra en ese momento son agradables (excepto para Lizy, por supuesto), pero ve el video en este momento y te darás cuenta de que es risiblemente mala. Furcio tendría un orgasmo si nos hubiera visto, ya que estuvo llena de convenientes errores terribles, como escenas adelantadas u omitidas, un audio de pésima calidad y un idiota que aparece descalzo. Si, descalzo. Como que el güey quería llamar la atención, o algo así. Los diálogos fueron en su mayoría improvisados, los subtítulos en japonés están mal traducidos y el video sólo salió para HD-DVD, y no para BluRay, ahora que el formato está muerto. En fin, un desastre conveniente.

Al escribir la primera versión de la obra, lo hice con muchas metáforas y situaciones de doble moral, como cuando María se ponía al tanto de la píldora del día siguiente, o cuando todos creían que era una realidad sin valores alterna, y que en realidad todo era un juego de ajedrez entre Dios y Lucifer. También tenía un montón de auto referencias geeks y mías propias. Había un demonio llamado Cagliostro; otro al que sólo conocían como Dante, y a su padre traidor a su propia raza, llamado Sparda. Había un ángel llamado Ana Laura (oh  Thorn, aquí voy de nuevo); teníamos un pastorcillo con una espada-llave (como Cloud en Kingdom Hearts); Jesús nacía en una ciudad llamada Suma Caridad, y en una escena memorable, el niño era levantado en primer plano por Sephiroth; y mientras María gritaba desgarradamente “No!!!!!!”, Sephiroth lo asesinaba atravesándolo con una espada.

Luego recordé que, en primera, estaba en una escuela cristiana, en la que si un  estornudo no es acompañado por un “Jesús te ayude”, es merecedor de una ronda de 50 azotes en la espalda; y que en segunda, nadie que no fuera yo la entendería. Así que me deshice de todas esas cosas y opté por hacerla más simple y digerible. Busqué clichés clásicos, como la batalla de Luke con Darth Vader en Star Wars, y temas que todo mundo conociera, como la Caravan de Ramón y Google. Sin embargo, no me pude resistir a darle un toque mío, por lo que agregué la Oda a la Alegría cuando nace el niño, un toque de Walk Away de Franz Ferdinand, y tantas referencias de Chan y Hsu que es probable que Norm Scott me demande.

Eso no importa, porque a 2 años, aún puedo enorgullecerme de haber contribuido tanto a un gran recuerdo de la prepa. Me gustó haber visto sonrisas de entendimiento en los diálogos de algunos de nosotros, adoro acordarme de los ensayos en casa de Gaytán y puedo presumir que estuve casado (y tuve un hijo) con Mariana Ruiz. Ah, y firmé autógrafos, los primeros de mi vida.

Durante los ensayos supe ver que aunque en 5°B ninguno de nosotros era un gran actor (salvo el hermanito de Abraham, al que le debo mis respetos) todos teníamos esas ganas enormes de hacer algo tan chingón para que nos recordaran, porque para esas fechas sólo nos reconocían por estar alejados en otro edificio  y por tener el promedio de grupo más bajo desde que La Salle había sido fundada. Esa, para mí, era mi motivación, no sé para los demás.

Pero si son observadores, se darán cuenta de que nos divertimos al hacerla. No éramos los mejores (yo mismo me equivoqué un par de veces en mis diálogos), tampoco teníamos un lugar chingón para hacer la obra y les aseguro que a más de uno le parecieron estúpidas algunas ideas. Pero, ¿saben qué? A nosotros nos gustó. Y sería que un crimen que a ustedes no.

 

¡Gracias, Físico!

Anuncios